Catedral Basílica Santa María la Antigua

Home / Casco Antiguo / Catedral Basílica Santa María la Antigua
Catedral Basílica Santa María la Antigua

La Catedral Basílica Santa María la Antigua está ubicada en el Casco Antiguo de la ciudad de Panamá. Si caminas por la Cinta Costera podrás apreciar a distancias las dos torres de la catedral q se entremezclan con las edificaciones de la antigua ciudad.

La primera catedral panameña se estableció en un racho de palma, en Santa María la Antigua del Darién,  hasta que fue trasladada a la primera ciudad de Panamá en el año 1519.

En la ciudad de Panamá la catedral pasó por una metamorfosis. Inicialmente su estructura fue de madera, luego, en el año 1626, fue construida de piedra.

En 1644 fue presa de un fuego, pero en el año 1671 fue víctima de lo peor, un ataque pirata. Henry Morgan ataca la ciudad y la catedral queda en ruinas, solo su torre quedó como evidencia de lo sucedido.

Actualmente la puedes visitar en el conjunto monumental de Panamá la Vieja a unos 10 kilómetros del Casco Antiguo.

Una nueva sede

Después del ataque pirata, la ciudad de Panamá fue trasladada y en ella la Catedral Basílica Santa María La Antigua encontró una sede definitiva. El traslado de la ciudad se produjo oficialmente en el año 1673. Aunque fue señalado el lugar donde se edificaría, no fue hasta el año 1796 cuando se pudo consagrar el templo, .

Su traslado no se produjo sin contratiempos. Falta de fondos y luego incendios hicieron la labor de construcción casi interminable.

Las obras de mampostería del templo fueron terminadas en el año 1762 y no fue hasta 34 años después que se produce su consagración. Según documenta el historiador Alfredo Castillero Calvo en su libro La Ciudad Imaginada.

Un nuevo nombre

El 4 de abril de 1796, según consta en acta de consagración, se bautiza con el nombre Santa Iglesia Nuestra Señora de la Asunción. No fue hasta  el año 2014 cuando oficialmente se le nombra como Catedral Basílica Santa María la Antigua. Previamente, en el año 2000, la Conferencia Episcopal proclamó oficialmente a Santa María la Antigua patrona de la República de Panamá.

Con esto se rescata la devoción a Santa María la Antigua que se remonta a los inicios del cristianismo. Este fue el nombre con que Martín Fernando de Enciso bautizó a la primera ciudad en tierra firme, Santa María La Antigua del Darién en el año 1510.

Enciso, devoto de Santa María la Antigua, se había encomendado a ella por lo peligroso del viaje y al completar su misión no dudo en acreditar los favores a la virgen.

Según lo explica el profesor Francisco Herrera, de la Universidad de Sevilla, en entrevista que le hiciera la Estrella de Panamá, la devoción a Santa María la Antigua inicia en Sevilla. Resalta que Panamá rescata una antigua devoción que supuestamente estaba muerta.

Historia reciente

La Catedral Basílica Santa María la Antigua la conocí cuando ya no era sede oficial del arzobispo en la década el 70. Aunque no lucía con el esplendor de ahora, siempre mantuvo ese ambiente histórico y de respeto ante los feligreses.

Con la primera visita de un Papa a Panamá, en 1983, se realizaron algunos trabajos de mantenimiento. El objetivo era que luciera lo mejor posible ya que el Papa Juan Pablo II se reuniría con ancianos, enfermos y miembros de la iglesia en la catedral.

Después de la visita del Papa Juan Pablo II la catedral pasó por una temporada de olvido, sus estructuras reclamaban atención, pero no encontraba quién la atendiera.

No fue hasta el año 2015 cuando el Comité de Amigos de las Iglesias del Casco Antiguo, con fondos públicos y privados, encabezan el proceso de restauración. Un trabajo que no solo recuperó una edificación religiosa, también rescató un símbolo de nuestro pasado y que es parte del conjunto monumental del Casco Antiguo de la ciudad, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1997.

La Catedral Basílica Santa María la Antigua restaurada

La catedral ya está abierta al público completamente restaurada. Su nuevo altar fue consagrado por el Papa Francisco en su visita a Panamá en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Panamá en 2019.

Dentro de la catedral, un retablo totalmente restaurado es el centro de atención para cualquier visitante. Sus vitrales recuperaron su esplendor y ahora todo su interior está aclimatado para conservar en mejor estado su estructura.

Cuenta con un nuevo altillo para el coro, un nuevo órgano de tubos, nuevo piso y bancas nuevas. Una nueva imagen de Santa María la Antigua, encomendada al escultor sevillano José Antonio Navarro Arteaga, ahora tiene su sede en la capilla al lado derecho del altar.

Su hermosa fachada, ya restaurada, es inmortalizada en muchos selfies. Pude ver a varias personas buscando el ángulo perfecto para llevarse un recuerdo fotográfico. Totalmente hecha de piedra, no deja de atraer las miradas de todo aquel que pasea en la Plaza de la Independencia.

Te invito a visitarla y a apreciarla. Recuperar nuestras estructuras antiguas es mantener en el tiempo la memoria de nuestros antepasados, de esos panameños que aportaron y que nos heredaron el ADN de nuestra Ciudad de Panamá.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X