El arrabal reacciona ante la muerte del Cholo Victoriano Lorenzo a principio de siglo

Home / Casco Antiguo / El arrabal reacciona ante la muerte del Cholo Victoriano Lorenzo a principio de siglo
El arrabal reacciona ante la muerte del Cholo Victoriano Lorenzo a principio de siglo

En el año 1903, después del fusilamiento de Victoriano Lorenzo, el 15 de mayo, el pueblo lloró su muerte y reclamó justicia por el cholo coclesano. El escenario fue el arrabal, en la plaza de Santa Ana, el pueblo consideraba a Victoriano como uno de los suyos.

La mayor parte del público que presenció su ejecución era santanero. En las tertulias en el parque el pueblo pide que se reivindique el nombre del cholo, considerando su fusilamiento como una injusticia. En las referencias no encontré la fecha de este evento, lo que si es seguro es que fue días después del fatídico día.

Fue una protesta con libertad limitada ya que un grupo de guardias fue acercándose al observar lo que estaba pasando.

Este acontecimiento es testimonio de lo que representó el parque para los habitantes del arrabal, lo que en la época colonial se consideró el extra muro o el Panamá Afuera.

Santa Ana se convierte en el sitio de reunión, el lugar para las protestas, en sede de movimientos sociales, aunque en un principio estas actividades eran impulsadas mas por las emociones del momento y no por movimientos organizados. Era el lugar para la tertulia, para el comentario de barrio, donde se expresaba lo que se sentía, expresión auténtica donde no había riqueza, pero si esperanza por un mejor Panamá.

Para esa época la mayoría de los pobladores eran negros libertos e indígenas, luego llegan inmigrantes de China e India.

Siempre veía en mi abuela, mi madre de crianza, un brillo en los ojos cuando me hablaba de Santa Ana recordando sus tiempos de juventud. Me contaba con alegría, mas que nostalgia, cuando asistía a los desfiles y retretas que se realizaron en este sector.

Aunque Santa Ana no es parte del conjunto monumental del Casco Antiguo, solo su plaza e iglesia son monumentos históricos, igual valor adquiere este sector para los panameños. Esperamos que algún día se le otorgue la importancia que merece.

Referencia: Panamá en sus usos y sus costumbres – Stanley Heckadon Moreno

Santa Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X