Isla Aguja en Guna Yala

Home / Indígenas / Isla Aguja en Guna Yala
Isla Aguja en Guna Yala

Eran las 6 de la mañana cuando partimos rumbo a Guna Ayala en una aventura donde ninguno de los aventureros conocía por completo la ruta.

Luego de pasar algunos tranques vehiculares en la carretera hacia la provincia del Darién encontramos el desvío que nos anunciaba nuestro destino. Una calle empinada nos daba una idea de lo que encontraríamos en nuestro recorrido, subidas, bajadas y curvas.

Gran parte de la carretera está en buenas condiciones, aunque algunas quebraduras de la capa de asfalto en algunos sectores me hace recomendarles que hagan este recorrido en camioneta, las que conocemos en Panamá como 4×4.

Con tantas subidas y bajadas no te queda más remedio que estar muy pendiente de la carretera. Al poco tiempo una pequeña llovizna hizo su estreno lo que me ponía a pensar si un temporal sería la bienvenida en nuestro destino.

Al llegar a los límites de la comarca nos tuvimos que detener. Unos compatriotas de Guna Yala nos indicaron que debíamos realizar un pago de dos dólares por persona y 5 por el auto para poder continuar y disfrutar de las bellezas de su región. Poco después nos encontramos con un reten policial en su labor de proteger y servir.

El resto del camino fue igual, subidas y bajadas, era de esperarse en un camino a través de la cordillera. A los lados solo se puede apreciar mucha vegetación. De repente nos encontramos con una aviso de disminuir la velocidad, una escuela a lo alto de una montaña era la razón.

Después de una hora de recorrido, desde el desvío, llegamos a la Terminal de Transporte Terrestre y Marítima Gardi Sugoup, sin lluvia y con los rayos del sol comenzando a calentar. Amablemente se nos acercó un lugareño y nos indicó que podíamos contratar un servicio de transporte en la oficina de la terminal.

Nos decidimos por visitar la Isla Aguja, la mas cercana, a solo 10 minutos del puerto. El costo por ida y vuelta es de 20 dólares por persona. También ofrecen viajes a otras islas, así que tienes para escoger. El costo del transporte aumenta dependiendo de lo distancia de la isla.

Dos jóvenes se encargaron de trasladar el equipaje hasta el pequeño puerto y nos subimos a la lancha que nos llevaría a la diversión. A los 10 minutos ya estábamos caminando hacia la entrada de la isla sin necesidad de mojarnos los pies. Nuevamente nos dieron la bienvenida y nos indicaron que teníamos que pagar 5 dólares para poder hacer uso de las facilidades de la isla, tales como playa, baños y paz.

La Isla Aguja es pequeña, pero con una playa donde podrás disfrutar de las cristalinas aguas del Mar Caribe. El agua tenía una temperatura agradable acompañada de olas tranquilas y seguras para que se puedan bañar los niños, eso si, bajo supervisión.

Pequeñas cabañas están distribuidas por toda la isla, listas para habitar por 45 dólares al día por persona. Un restaurante es la estructura más grande del lugar, cuenta con un menú rico en mariscos que podrás acompañar con refrescos o cervezas. Si prefieres puedes llevar a la isla lo que quieras consumir porque no solo de playa vive el hombre.

El paisaje es una delicia, con cámara en mano hice mi recorrido para dejarte algunas imágenes de una de las islas de la comarca de Guna Yala, otro de los paraísos en el Atlántico panameño.

Playa y brisa

Rancho

Palmas y playa

Aguas cristalinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X