Nacimiento o pesebre permanente en la Iglesia San Felipe Neri

Home / Casco Antiguo / Nacimiento o pesebre permanente en la Iglesia San Felipe Neri
Nacimiento o pesebre permanente en la Iglesia San Felipe Neri

La costumbre de recrear el nacimiento o pesebre del niño Jesús inicia en el año 1223 cuando San Francisco de Asis se le ocurrió representar la escena con algunos animales en una cueva cercana a la ermita de Greccio en Italia. Aunque en la actualidad se hacen representaciones similares, la costumbre se extendió a los hogares utilizando figuras de barro, cerámica o plástico. En nuestro Casco Antiguo podemos encontrar un nacimiento o pesebre permanente en la Iglesia San Felipe Neri, de generoso tamaño y con los cuidados que se le dan a los objetos arqueológicos.

Nacimiento o pesebre permanente en la iglesia San Felipe Neri

Abierto al público y con la oportunidad de poder verlo cualquier día del año este nacimiento muestra aquel momento que dio inicio al cristianismo. Las escenas están ambientadas en la noche y las figuras han sido seleccionadas cuidadosamente para transportarnos a la época.

El nacimiento está ubicado a la izquierda, después de la entrada actual de la iglesia, un vidrio separa a los visitantes de las figuras sin impedir observar las escenas construidas. La iluminación también juega su papel ayudando a tu imaginación a ubicarte en lo que podría ser el Belén de la época de Jesús.

El nacimiento fue una donación de la familia Varela Sandoval y está conformado por más de 3 mil piezas.

La tradición iniciada por San Francisco de Asís ha sido parte de las costumbres de las familias panameñas, principalmente católicas, que dentro de los arreglos caseros en la época navideña incluyen un pesebre. Mi abuela acostumbrara a arreglar su nacimiento y con mucho cuidado colocaba un trozo de papel debajo del pesebre en el que anotaba su petición del año.

Colocar un nacimiento o pesebre en los hogares es una tradición extendida a todas las provincias del país, costumbre que conecta con la fe y que se aprende de la forma en que hemos aprendido desde siempre, de persona a persona.

¿Con quién aprendiste sobre el nacimiento o pesebre?

La anunciación

Camino a Belén

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X