Tambor y Desfile de las Mil Polleras

Home / Los Santos / Tambor y Desfile de las Mil Polleras
Tambor y Desfile de las Mil Polleras

El tambor en el Desfile de las Mil Polleras es como la banda sonora de una gran película. Es el encargado de ambientar y animar a cada delegación que participa en el desfile.

Tamborito

El tamborito que dirige la cantalante, acompañados por los coros y el repicar de tambores, es esa expresión musical que data de le época colonial. Símbolo musical de nuestro folclore que todo panameño ve como normal en cada una de las fiestas en el interior del país y que no podía faltar en el Desfile de las Mil Polleras.

Una escena perfecta de nuestro folclore

La mayoría de las delegaciones se hizo acompañar por un tamborito que invitaba a bailar a las empolleradas y al público que se ánimo a colmar las aceras del pueblo de Las Tablas en el segundo sábado del mes de enero, una fecha dedicada a la pollera panameña. Con micrófono en mano y bocinas montadas en carretillas el tamborito rompe el silencio y su sonido funciona como un elixir que produce alegría para los que escuchan los rítmicos tambores y el cantar.

También es como un imán que atrae y hace mover a cualquiera como si fuera algo mágico. Obliga a dar esos pasitos nerviosos que se convierten en baile con ese sabor añejo del pasado histórico y nos cuenta la vivencia del campesino.

Aunque las calles pavimentadas y las construcciones de concreto se encargan de ubicarnos en la actualidad, la expresión del tambor de calle será ese sonido que siempre nos conectará con nuestras raíces istmeñas. Las calles por momentos se adornan con nuestra panameñidad y de forma espontánea se unen miles de panameños para construir la escena perfecta de nuestro folclore.

Tambor en la calle

Con cámara y micrófono en mano nos lanzamos a la calle para traerte un pequeño ejemplo del tamborito en el Desfile de las Mil Polleras. Sin premeditarlo empecé a grabar, la delegación era la de la Universidad de Panamá, que igual a otras bailaban al ritmo del sabroso tambor panameño en plena calle.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X