Visita al Camino Real

Home / Canal de Panamá / Visita al Camino Real
Visita al Camino Real

El Camino Real fue una ruta utilizada por los españoles en la época colonial entre 1544 y 1731. Un recorrido de 95 kilómetros desde Panamá la vieja (en el litoral pacífico) y Portobelo (litoral Atlántico).

En el parque nacional Chagres se encuentran restos visibles del camino empedrado, lugar donde tomamos las fotos que ilustran esta publicación. Piedras cercanas junto con tierra era la materia prima que utilizaron los españoles como pavimento para el camino.

Este pavimento facilitaba el traslado de oro y mercancías entre las ciudades terminales. Oro que provenía de Sur América, llegaban por barco a Panamá la vieja, era trasladado por mulas por el Camino Real hasta Portobelo, para luego ser trasladado por barco a España.

Este camino es testigo silencioso de ataques piratas a las caravanas de españoles que celosamente trasladaban las riquezas encontradas en tierras del sur de América.

El Camino Real fue la primera ruta más corta entre los océanos Pacífico y Atlántico, 300 años antes de la construcción del Canal de Panamá.

En compañía de Yady, Rita y Alijan, aventureros amigos, hicimos un corto recorrido por el parque nacional Chagres para conocer de cerca un camino que es parte de nuestra historia. Un camino que ya nos daba luces del papel que jugaría nuestra posición geográfica en el comercio internacional.

Camino Real rumbo a Panamá la vieja

Camino Real rumbo a Portobelo

Camino no sumergido

2 thoughts on “Visita al Camino Real

  1. El articulo dice que “El Camino Real fue la primera ruta más corta entre los océanos Pacífico y Atlántico, 300 años antes de la construcción del Canal de Panamá.”

    El camino más corto fue el Camino de Cruces.

    En el primero demoraban entre 20 y 27 días para cruzar el Istmo. En el segundo, entre 5 y 7 días.

    1. Hola Luis, gracias por tu comentario. Lo que mencionas es cierto, pero fue una ruta transístmica utilizada posteriormente al Camino Real. Con el pasar de los años se utilizaron otras hasta las que existen en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X