El paisaje de la ciudad antigua sigue cambiando