parallax background

Taboga eres tan bella que no te puedo olvidar

Isla Pedro González
De visita en el poblado de la Isla Pedro González
enero 29, 2016
Baile indígena - Veranito histórico
Veranito histórico
febrero 22, 2016

Taboga eres tan bella que no te puedo olvidar, así dice uno de los versos de la canción del panameño Ricardo Fábrega y que popularizó  a ritmo de salsa el venezolano Oscar d’ León con la Dimensión Latina. Ese mismo efecto causó en mi cuando la visité décadas atrás con mis amigos. En esa época era un paseo obligado, ahora me resistía a regresar, quizás por esa dosis de melancolía que trae los recuerdos de tiempos pasados.  Mi familia después de tanto insistir me convenció, fue cuando formamos con los amigos un grupo de 10 aventureros dispuestos a lanzarse al Mar del Sur, algunos más jóvenes a descubrir la isla y otros, como yo, a redescubrirla.

Ubicación

La Isla de las Flores, otro de los nombres con que se conoce a Taboga, se encuentra en la bahía de Panamá, a unos 20 km de la ciudad. Partimos desde un pequeño puerto ubicado en la antigua Playita de Amador, lugar donde también puedes adquirir los boletos para el viaje.  Desde que zarpamos se podía apreciar la isla, fue un viaje tranquilo y en unos 45 minutos ya estábamos en el puerto de la isla.

En el camino nos encontramos varios buques que esperaban su turno para realizar su travesía por el Canal de Panamá. Como es moda, los más jóvenes del grupo no dudaron en hacer sus primero “selfies” como testimonio de su primer viaje a la isla de Taboga.

Taboga fue descubierta por el adelantado del Mar del Sur, Vasco Nuñez de Balboa, en el año 1513. El poblado fue fundado por el sacerdote Hernando Luque en el año 1524, quien nombró a la isla como San Pedro. Después recibe el nombre de Taboga, una derivación del vocablo indígena aboga que significa abundancia de peces.

Luego de pasar la revisión en el puerto un grupo se dirigió hacia el hostal donde nos alojamos, otro esperaba ansioso para ir a la playa y yo ansioso por ir a tomar fotos.

De paseo por el pueblo

Inicialmente me dediqué a explorar parte del pueblo, el resto del grupo se digirió a la playa La Estinga que se encuentra a un costado del puerto, lugar donde pobladores disponen para alquilar paraguas y sillas, complemento ideal para disfrutar de las aguas del Mar del Sur (Océano Pacífico).

La iglesia se encuentra en el mismo lugar donde se construyó la primera capilla bautizada con el nombre de San Pedro en la época colonial. Alrededor de ella se inició la construcción del pueblo. Al frente está bien identificada la casa donde nació Rogelo Sinán (Bernardo Dominguez Alba), escritor panameño de los éxitos escolares “Plenilunio” y “La boina roja”, lectura obligada en el colegio en tiempos pasados.

Senderos de cemento invitan a caminar, la diferencia es que ahora encuentras varios hoteles y residencias modernas junto a construcciones antiguas. El malecón es un buen sitio para sentarse a ver el atardecer en las bancas que se encuentran a orillas del sendero.

En el camino a la playa, para reencontrarme con el grupo, observé varios restaurantes con un menú diverso.

En la playa La Restinga hay casetas donde puedes comprar comida y refrescos. Aunque puedes también traerlos en el barco, siempre y cuando no tengas envases de vidrio. Al llegar a la playa una de las amigas me preguntó si había visto algún lugar para visitar en la noche, pero en el camino solo pude ver un bar-cantina cerca del hostal donde nos hospedamos.

En la noche nos sentamos en el malecón a disfrutar la música de una fiesta en la playa. En ese momento los versos de Ricardo Fábrega cobraron vida: Taboga eres tu tan bella que no te puedo olvidar. Bajo tu manto de estrellas te quiero vivir y soñar.

Vive Taboga.

Taboga

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank

 

4 Comments

  1. Moises Zeballos dice:

    Ante todo quiero expresar mis felicitaciones por su excelente iniciativa.
    En este artículo hacen referencia a la playa “La Estinga”. sin embargo, con mucho respeto, les pido corrijan esto ya que el nombre correcto es Playa La Restinga.
    La palabra restinga se refiere a una “punta o lengua de arena o piedra debajo del agua y a poca profundidad.” (RAE). Esto es precisamente lo que sucede cuando baja la marea en la Playa La Restinga: emerge una lengua de arena que sirve de conexión natural entre la Isla de Taboga y el islote conocido como El Morro.
    Saludos cordiales y felicidades!

    • Daniel dice:

      Hola Moises, gracias por escribir y por la indicación sobre el nombre de la playa. También verificamos el nombre en las fotos archivo y ya fue corregido. En efecto por el efecto que se produce el subir la marea quizás derive el nombre, pero ya eso es un tema para otro artículo. Regresa pronto, saludos.

  2. Mercedes dice:

    Amo Taboga y es uno de los lugares donde quisiera pasar mi vejez. La primera vez que fui lo primero que hicimos fue dirigirnos a la playa y alquilar el toldo respectivo, al meternos al agua transparente estaba tan helada, terriblemente fria, (posteriormente nos indicaron que era una corriente fría que venia de quien sabe donde) , que decidimos encaminarnos inmediatamente al pueblo, algo que ya habíamos planeado al venir en el barco y verlo de lejos, los contrastes de sus construcciones antiguas y modernas, incluso con premios de arquitectura, sus dos calles e interminables veredas, la explosión de flores, en su mayoría veraneras, la cantidad de iconos religiosos colocados por todas partes, las referencias de personalidades que han vivido en la isla como Paul Gauguin, Santa Rosa de Lima o Rogelio Sinán, conocer a la nieta de unos habitantes con toda su simpatía y todos sus cuentos, un diverso grupo de gente hermosa habitantes de la isla extranjeros y locales, y otros turistas como nosotras nos hizo enamorarnos de la isla de inmediato. El plan era pasar el día pero decidimos quedarnos a pasar la noche. El espectáculo de luz al atardecer, la hermosa noche estrellada y el amanecer anaranjado hizo que no nos arrepintiéramos de la estadía. He vuelto en varias oportunidades y la playa también es deliciosa, un paraíso. Insisto amo Taboga. “Taboga, Taboga mia, ya no te puedo olvidar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X